Las mejores técnicas de motivación en el entorno laboral 

Compartir en Redes:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Las mejores técnicas de motivación en el entorno laboral 

Para mantener elevada la productividad y el rendimiento en el lugar de trabajo, es importante mantener a los empleados con energía y motivados. Un empleado comprometido te permitirá crear una cultura completa en la que el equipo esté motivado para crear y  crecer  en sus funciones. Establecer qué técnicas funcionan mejor para motivar a tus empleados lleva tiempo y dedicación. 

Se habla mucho de la importancia de la motivación de los empleados y se invierten cantidades astronómicas de dinero para motivar a las personas. La motivación y las ganas van unidas, la desmotivación y la desgana también. El papel del líder y de los departamentos de rrhh son fundamentales en detectar y garantizar  que en las organizaciones haya  personas motivadas, entregadas y capaces tanto técnicamente como psicológicamente. Si la persona tiene las competencias técnicas y no tiene las competencias emocionales adecuadas el individuo tiene un problema, el equipo tiene un problema y la organización tiene un problema.

Las motivaciones psicológicas cambian: encontrar un trabajo, trabajar por dinero, para tener más cosas, por prestigio, por poder, por vocación.

 

Estrategias de motivación materialistas. Estrategias de motivación auténticas.

Estas son algunas de las diferencias entre técnicas de motivación materialistas y auténticas:

 

Estrategias materialistas y su foco:

  • Rentabilidad 
  • Presión por lograr más 
  • Comparaciones con otros compañeros
  • Desgana, desánimo
  • Cotilleo
  • Sensación de trabajo duro 
  • Se trabaja a cambio de dinero
  • Liderazgo  transaccional

 

Estrategias autenticidad y su foco:

  • Prosperidad
  • Satisfación en el trabajo y en la vida
  • Sentir que valgo
  • Concentración (atención plena) en cada tarea
  • Autorresponsabilidad
  • Entusiasmo, ganas
  • Hacer más cosas en menos tiempo
  • Ir más allá de lo que se requiere de mí
  • Ser capaz de separar mis problemas personales de los profesionales

 

Las técnicas de motivación son influencias internas o externas que contribuyen a la productividad, la satisfacción en el trabajo y una aportación significativa a los proyectos. Cuando los empleados necesitan sentirse emocionados para ir más allá de lo que se espera e ellos o crear  valor para la empresa, los gerentes o jefes de equipo pueden poner en práctica herramientas de motivación para ayudar a alentar e inspirar a sus trabajadores.

 

Técnicas de motivación a desarrollar en el lugar de trabajo

Una de las técnicas más útil es que cada ser humano dé lo mejor de sí mismo, veamos un ejemplo de un caso real: 

Esta es una mujer de 34 años, su motivación profesional es trabajar con niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad, trabajaba era de camarera en un restaurante, su estado emocional era de desgana, desánimo, estaba encontra de sus jefes, todo le molestaba, su motivación era trabajar a cambio de dinero, pues necesitaba recursos esenciales para vivir. Cuando tomó conciencia de su potencial, de sus capacidades que eran: trabajo en equipo, orden, rapidez, alegría, y las puso al servicio en su puesto, experimentó lo que significaba “Dar lo mejor de ti”, y se asombró del cambio que se produjo en su relación con sus compañeros, jefes, clientes, dejó de quejarse y su jefe le quiso dar un puesto de mayor responsabilidad en un restaurante nuevo, se sentía feliz y su alegría y rapidez en sus tareas la hizo muy valiosa y se sentía muy querida por todos. En la actualidad está en Alemania en un colegio ejerciendo su vocación es educadora social y ha descubierto en su propia piel lo que significa la auténtica motivación.

Algunas técnicas útiles de motivación que puedes desarrollar en el lugar de trabajo son las siguientes:

 

1. Saber qué les pasa a todos y cada uno de los empleados.

Puedes encuestar periódicamente a los empleados para comprobar su bienestar. Realizar encuestas anónimas para mostrar a los trabajadores que te importa lo que les pasa y lo que es importante para ellos y que  valoras sus aportaciones. Solicita sugerencias sobre las formas en que puedes mejorar las condiciones de trabajo. También debes tomar medidas después de recibir los resultados de las encuestas. Esto mostrará a los empleados que realmente valoras lo que les pasa, que deseas que sean felices en sus puestos y que tomarás las medidas necesarias para que eso suceda. Demostrarás que eres leal a ellos de la misma manera que quieres que te sean leales, lo que contribuirá en gran medida a conocer sus verdaderas motivaciones , y favorecer la prosperidad.

 

2. Ofrece programas de desarrollo personal

La creación de un programa de enriquecimiento personal podría significar ofrecer un reembolso de la matrícula de su formación o enviar a los empleados a talleres y seminarios donde puedan mejorar sus habilidades personales y laborales. Esto te permitirá promocionar de una forma más fácil desde adentro. Busca oportunidades para alentar a los empleados a participar en su desarrollo personal y profesional.

 

3. Valida un buen trabajo

Ayuda a inspirar los esfuerzos de los miembros de tu equipo validando su buen trabajo. Y demuestra tu agradecimiento en persona;  las expresiones de gratitud suelen tener el mayor impacto de esta manera. Ofrece ejemplos específicos de los aspectos que hicieron que beneficiaron al equipo, a la organización o a ti personalmente. También puedes considerar tomarte el tiempo para escribir una nota de agradecimiento escrita a mano ya que este esfuerzo adicional tendrá un mayor impacto en el destinatario.

Si estás hablando con alguien en persona, podrías decirle algo como: “Puedo decir que tu presentación tuvo un gran impacto y que el cliente valoró tu interés y dijo que habías hecho un gran trabajo”. 

4. Las mejores técnicas de motivación: objetivos pequeños y medibles

Los objetivos más pequeños y medibles son una forma valiosa de mantenerse motivado durante el trabajo en un proyecto. Ayudar a tu equipo a establecer metas que sean razonables y alcanzables puede mantener a los empleados motivados y animados cuando alcanzan éxitos notables. 

Por ejemplo, si a tu equipo se le ha encomendado la tarea de actualizar el espacio de oficina de un cliente, puedes alentarlo a alcanzar objetivos más pequeños, como entrevistar a los posibles contratistas, ofrecerles reunirse con arquitectos y realizar el diseño y opciones de acabado. Cada una de estas tareas aproxima a tus empleados al espacio de oficina terminado y puede ser gratificante marcar elementos de la lista más grandes para mostrar un progreso medible.

5. Celebra los éxitos y los logros para alentar un buen ambiente laboral

En particular, si un proyecto tiene un objetivo a largo plazo, celebrar victorias más pequeñas a lo largo del proyecto puede ayudar a todos los miembros del equipo a mantenerse conectados con el trabajo y enfocados en el objetivo más amplio. La gratitud y la validación son una parte importante del reconocimiento de esos triunfos, pero las recompensas tangibles también pueden ayudar. Las bonificaciones financieras, una fiesta de almuerzo, viajes, actividades, tiempo libre o un certificado de regalo por cumplir con los éxitos pueden motivar a tus trabajadores. 

6. Irradia positividad de cara a los recursos humanos de tu empresa

Crear una cultura positiva es una excelente manera de mantener la motivación de tus empleados. La forma más fácil de hacer esto es irradiar positividad tu mismo. Pon música, bromea, juega, ríe y diviértete. Las investigaciones muestran que la felicidad puede aumentar significativamente la productividad de tu lugar de trabajo. Disfruta de estar en la oficina y muestra constantemente mucha energía.

 

7. Crea un programa de mentores.

Un buen mentor puede ofrecer aliento, consejo y comprensión sobre los retos y los éxitos de los empleados. Si tus empleados trabajan en un campo especializado que los amigos y la familia no comprenden bien, un mentor puede ser de valor para ayudarles a resolver inquietudes y apreciar sus éxitos. Crea un programa de mentores dentro de tu departamento en el que empareje a los empleados más experimentados con los que tienen menos experiencia para guiarles a lo largo de su trayectoria profesional y ofrecerles consejos y aliento a diario.

 

8. Construye un espacio de trabajo cómodo e inspirador

Establece un entorno que sea cómodo e inspirador y que fomente un buen clima laboral. Agrega color a las paredes y coloca carteles motivadores. Si tu lugar de trabajo utiliza cubículos, anima a tus empleados a decorar su propio espacio de manera que disfruten. Además, alienta a tu equipo a mantener su lugar de trabajo limpio y ordenado, ya que el desorden transmite una sensación de caos al instante. 

9. Fomenta la atención plena 

Anima a los empleados a desestresarse y a tomar descansos durante la jornada laboral. Esto podría significar un breve paseo al aire libre en un día agradable o un viaje a una cafetería cercana. Podrías considerar ofrecer clases de yoga o meditación durante la pausa para el almuerzo o alentar a tu equipo a participar en actividades relacionadas con el desarrollo personal cuando se sientan estancados en la dirección de un proyecto o necesiten tomar un breve descanso. A veces, simplemente tomarse unos momentos para respirar profundamente o de silencio puede proporcionar la conexión o concentración  personal que necesitan para cumplir con lo que se había propuesto. 

10. Comparte los beneficios para mejorar el rendimiento

Al ofrecer un programa de participación en las ganancias, los empleados reconocerán que tienen un interés en el éxito financiero de la organización. La participación en las ganancias les da a los empleados un sentido de pertenencia, de orgullo por lo que han logrado y ese sentimiento de logro aumenta su confianza y bienestar.  Puede mejorar el resultado y reducir la rotación también.

11. Lleva las ayudas laborales al siguiente nivel

Los empleados generalmente esperan beneficios estándar como tiempo libre remunerado, seguro médico e incluso flexibilidad. Puedes motivar a los empleados llevando sus beneficios al siguiente nivel. Incorpora salas de juegos para ayudar a los empleados a eliminar el estrés durante el día, una barra de refrescos para mantener altos los niveles de energía o incluso implementar la flexibilidad laboral con algún día de teletrabajo cada semana o mes. Los planes de compensación por bienestar o cuidado de niños también son una excelente manera de valorar a los empleados. Este tipo de beneficios mejoran la salud, aumentan la motivación laboral y animan a las personas a permanecer más tiempo en tu empresa.

12. Ofrece un programa de incentivos

Crea un programa de incentivos que recompense a los empleados por su entrega y bien hacer de manera constante, aparte de celebrar los éxitos. Puedes implementar incentivos no financieros como días de vacaciones adicionales, semanas de trabajo comprimidas o opciones de lugares de estacionamiento, regalos etc. Tu programa de incentivos lo puedes crear con tus empleados. Crear cosas juntos es muy motivante.

 

Si te gustaría trabajar de una forma personalizada diferentes técnicas de motivación para tus empleados, en Intelema podemos ayudarte gracias a nuestro Método Zisne. Este método engloba una serie de herramientas de inteligencia emocional, coaching y el inconsciente que llevamos aplicando durante más de 30 años en diferentes empresas. Contáctanos para explicarte todo lo que podemos hacer por ti.

 

Si te gusto este artículo... ¡suscríbete a nuestra newsletter!
Últimos artículos publicados
× ¿Cómo puedo ayudarte? Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday