Comportamiento social en la adolescencia

Compartir en Redes:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El desarrollo de los jóvenes está influenciado por diferentes contextos sociales, como la familia, el entorno y la escuela. Durante la adolescencia, el entorno educativo cobra mucha importancia, especialmente debido a que los jóvenes pasan una gran parte de su día en la escuela o realizando actividades relacionadas en el colegio. Dentro del contexto escolar, las relaciones con los compañeros juegan un papel importante en la vida de los adolescentes. Los jóvenes están particularmente preocupados por cómo otras personas y sus compañeros, los perciben ya que los pensamientos de los demás influyen en su desarrollo. 

Los investigadores ahora están comenzando a explorar cómo los adolescentes piensan sobre la mente y las emociones de sí mismos y de los demás, también conocida como teoría de la mente, cómo se perciben a sí mismos como estudiantes (autoconcepto) y cómo se relacionan estos dos aspectos de la cognición social. 

 

Cambios psicológicos en la adolescencia

 

El adolescente se encuentra en la búsqueda de los siguientes aspectos:

  1. Búsqueda de identidad: los jóvenes están ocupados averiguando quiénes son y dónde encajan en el mundo. Esta búsqueda puede verse influenciada por el género, los antecedentes culturales, los medios de comunicación, la educación emocional y las expectativas familiares.
  2. Búsqueda de independencia: es probable que esto influya en las decisiones que toma el adolescente y en las relaciones que tiene el joven con la familia y los amigos buscando más responsabilidad, tanto en casa como en la escuela.
  3. Búsqueda de nuevas experiencias: la naturaleza del desarrollo del cerebro adolescente significa que es probable que los adolescentes busquen nuevas experiencias y se involucren en comportamientos más arriesgados. Pero todavía están desarrollando el control sobre sus impulsos.

 

¿Qué pueden hacer los padres ante el comportamiento disruptivo de un adolescente?

 

Para los padres que buscan vías para ayudar a sus adolescentes con dificultades, pueden utilizar diferentes medios para construir una relación más saludable. Al comunicarse con su hijo de manera honesta y directa, puede ayudarlo a comprender las consecuencias de sus acciones. Es importante hacerles saber que tienen la libertad de tomar ciertas decisiones, pero que deben ser responsables de las consecuencias.

Una de las formas en que los padres pueden comunicar estas pautas es estableciendo horarios específicos para las reuniones entre padres y adolescentes. Estas pueden ser oportunidades para que los padres y sus hijos adolescentes dialoguen sobre nuevas las normas, las metas, las responsabilidades y las consecuencias. Un acuerdo por escrito  familiar también puede ser de gran ayuda. Trabajar juntos para posicionar los límites y qué comportamientos son inaceptables por las partes. Describir lo que ocurrirá si esos comportamientos sucedieran. Igualmente importantes son el cumplimiento de los acuerdos; incluye los beneficios o motivaciones que el adolescente solicite.

Al trabajar con éxito en la adopción de nuevos compromisos y consecuencias, los padres pueden iniciar la conversación invitando a su hijo a incorporar algunas de sus propias sugerencias de reglas. Esta es una oportunidad para una colaboración tranquila y abierta.

 

Comportamiento del adolescentes en la escuela

 

Si bien muchos adolescentes, tanto en la escuela secundaria caen presos de las tentaciones de la presión de los compañeros, la adaptación y los señuelos de la popularidad, a menudo estas presiones pueden llevar a los adolescentes hacia comportamientos negativos y disruptivos que son evidentes tanto dentro como fuera de la escuela.

En esta etapa muchos padres son testigos de cómo sus hijos exhiben comportamientos problemáticos mientras los estudiantes intentan afirmar más libertad e independencia. Los comportamientos como mentir, robar, no desempeñarse bien en la escuela, faltar a clases o exhibir acciones disruptivas generales son bastante comunes entre los adolescentes. 

Sin embargo, a pesar de estos problemas, la gran mayoría de los estudiantes que lidian con comportamientos problemáticos pueden mejorar y avanzar en el plazo de medio año si reciben una intervención temprana. Las estrategias de intervención temprana pueden ser la clave para resolver problemas que se exhiben en los comportamientos de los adolescentes. Para lograr esta intervención temprana, Intelema ha desarrollado un plan de acción para mejorar el bienestar emocional de los adolescentes. Junto con esto, los padres pueden implementar estrategias específicas para ayudar a sus adolescentes a resolver algunos de los problemas comunes durante los años de la escuela intermedia y secundaria.

 

Comportamiento social en la adolescencia

 

El estado de ánimo del adolescente puede cambiar con rapidez. Un adolescente no siempre puede controlar sus propios cambios de humor y sus impulsos conflictivos,reaccionando de manera inadecuada. Esto es debido al desarrollo de sus cerebros y les puede llevar a una hipersensibilidad, que también les puede provocar mal humor o mala educación. El desarrollo del cerebro en la adolescencia también puede afectar la capacidad de su hijo para sentir empatía y comprender las perspectivas de otras personas, incluida la suya.

En ocasiones, un comportamiento irrespetuoso es un indicador de que el adolescente se siente preocupado o estresado.

Durante la etapa de la adolescencia se llegan a preguntas más profundas sobre los aspectos de la vida. Surgen sentimientos y pensamientos que no se habían experimentado con anterioridad. En ocasiones los jóvenes parecen tener una visión conflictiva sobre las cosas, y pueden llegar a cuestionar creencias que tenían anteriormente. Este cambio hacia un pensamiento más profundo también es una parte normal del desarrollo.

 

¿Cuándo preocuparse por la falta de respeto de los adolescentes?

 

Si te preocupa el comportamiento de su hijo, puedes considerar buscar apoyo profesional. En Intelema ponemos en práctica un coaching para adolescentes y padres través del método Zisne. Este método está dirigido a profesionales de la enseñanza, a todos los padres, familias que tengan hijos en edades de 12 a 18 años. El método tiene una duración de 5 meses mediante 20 sesiones presenciales en Valencia.

Los coaches y profesionales cualificados de Intelema acompañarán al adolescente a que encuentre su lugar en el mundo. Ayudarán a que el adolescente elija conscientemente su futuro profesional con el apoyo de sus padres, también a que conecte con su potencial y a que descubra valores y capacidades esenciales.

En Intelema entrenan la acción conectada al potencial y capacidades, desarrollan con ellos planes de acción conectados a sus cualidades. Descubren los obstáculos y dificultades reales y detectan acciones genuinas y resultados. 

Contacta con nosotros si quieres recibir más información sobre el coaching para adolescentes.

 

Deja un comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday