Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Compartir en Redes:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Seguro que conoces a gente, tanto en el ambiente laboral, como en la vida personal que saben escuchar muy bien. Sin importar el contexto en el que te encuentres, estas personas siempre saben qué decir y la forma de hacerlo para que no nos ofendamos ni nos enfademos. Son personas consideradas donde incluso solo por el hecho de compartirles un problema, nos vamos sintiéndonos más esperanzados y optimistas.

 

Cómo identificar a las personas con inteligencia emocional

Puede que también conozcamos a personas que son expertas en manejar sus emociones. Saben controlarse en situaciones estresantes y tienen la capacidad de analizar un problema y encontrar una solución sin alterarse en exceso. Estas personas confían en su intuición y la usan para tomar decisiones. Asumen bien las críticas y saben cuándo emplearlas para mejorar su desempeño. Personas así tienen un alto grado de inteligencia emocional. Se conocen muy bien y tienen la capacidad de empatizar con las necesidades de los demás.

 

La inteligencia emocional en el mundo laboral

La inteligencia emocional es tan importante para el éxito profesional como las habilidades técnicas o el conocimiento. Las organizaciones las utilizan cada vez más a la hora de contratar a los empleados o de promocionarlos.

Una de las razones que ayudan a obtener el éxito en la vida es desarrollando la inteligencia emocional, especialmente en tu carrera profesional. La capacidad de gestionar personas y relaciones es muy importante en los líderes, por lo que desarrollar y aplicar tu inteligencia emocional puede ser una buena manera de mostrar a los demás el líder que hay dentro de ti.

Tomar conciencia de tus acciones y sentimientos y saber cómo afectan a quienes te rodean es actuar con inteligencia emocional. También significa que valoras a los demás, escuchas sus deseos y necesidades y eres capaz de sentir empatía o identificarte con ellos en muchos niveles diferentes.

 

¿Qué es la inteligencia emocional?

Todos tenemos personalidades diferentes, así como deseos, necesidades, y distintas formas de mostrar nuestras emociones. Navegar a través de todo esto requiere tacto e inteligencia, especialmente si esperamos tener éxito en la vida. Aquí es donde la inteligencia emocional se vuelve importante.

La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer tus emociones, comprender lo que te están diciendo y cómo tus emociones afectan a las personas de tu alrededor. También involucra tu percepción de los demás: cuando comprendes cómo se sienten, esto te permite manejar las relaciones de manera más efectiva.

Las personas con alta inteligencia emocional suelen tener éxito en la mayoría de las cosas que hacen. Todos quieren a estas personas en sus equipos de trabajo. Cuando las personas con alta inteligencia emocional envían un correo electrónico, reciben una respuesta. Cuando necesitan ayuda, la obtienen. Hacen que los demás se sientan bien y fluyen en la vida mucho más que las personas que se bloquean con facilidad.

 

Características de la inteligencia emocional

En el libro del estadounidense Daniel Goleman titulado “Inteligencia emocional: por qué es más importante que el coeficiente intelectual” 1995, el psicólogo desarrolló cinco elementos que definen la inteligencia emocional:

  1. Autoconciencia: las personas con alta inteligencia emocional tienen un alto grado de autoconsciencia. Entienden sus emociones y, por eso, no dejan que sus sentimientos los gobiernen. Tienen confianza, porque creen en su intuición y no dejan que sus emociones se salgan de control. También están dispuestos a mirarse a sí mismos con honestidad. Conocen sus fortalezas y debilidades, y trabajan en estas áreas para poder desempeñarse mejor. Esta autoconciencia es la parte más importante de la inteligencia emocional.
  2. Empatía: este elemento es muy importante en la inteligencia emocional. Se trata de la capacidad de comprender las necesidades, deseos y puntos de vista de las personas de tu alrededor. Las personas con empatía son buenas para reconocer los sentimientos de los demás, incluso cuando esos sentimientos pueden no ser tan obvios. Como consecuencia, las personas empáticas suelen ser excelentes para gestionar las relaciones, escuchar y comunicarse con los demás.
  3. Autorregulación: esta es la capacidad de controlar las emociones e impulsos. Las personas que se autorregulan piensan antes de actuar. Las características de la autorregulación son comodidad con el cambio, consideración, integridad y capacidad de decir que no.
  4. Motivación: las personas emocionalmente inteligentes suelen estar motivadas. Incluso pueden elegir aplazar los resultados inmediatos para lograr el éxito a largo plazo. Son muy productivos, aman los desafíos y son muy eficaces en las tareas que desempeñan.
  5. Habilidades sociales: cuando una persona cuenta con habilidades sociales, por lo general, es fácil hablar con ella. En lugar de centrarse primero en su propio éxito, ayudan a otros a desarrollarse y a brillar. Pueden manejar disputas, se les da bien la comunicación y son expertos en el manejo de las relaciones.

 

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

La buena noticia es que la inteligencia emocional se puede aprender y desarrollar. Además de trabajar en las cinco áreas anteriores, también puedes trabajar estas estrategias:

Observa cómo reaccionas ante la gente. ¿Te adelantas a juzgar antes de conocer todos los hechos? Mira honestamente cómo piensas e interactúas con otras personas. Intenta ponerte en su lugar, ser más abierto y aceptar sus necesidades.

Observa tu entorno de trabajo. ¿Buscas atención por tus logros? La humildad puede ser una gran cualidad. Cuando practicas la humildad, te haces consciente de tus logros y no necesitas que nadie te los reconozca. De esta forma también le das la oportunidad a los demás de brillar, enfócate en ellos y no te preocupes demasiado por recibir elogios para ti.

 

Consejos para desarrollar la inteligencia emocional

Realiza una autoevaluación de cuáles son tus debilidades y de si estás dispuesto a aceptar que no eres perfecto y de que podrías trabajar algunos aspectos para convertirte en la mejor versión de ti mismo. Tener la valentía de verte a ti mismo con honestidad, puede cambiar tu vida.

Examina cómo reaccionas ante situaciones estresantes. ¿Te enfadas cada vez que hay algo que no ocurre como quieres? ¿Culpas a los demás o te enojas con ellos? La capacidad de mantener la calma y el control en este tipo de situaciones es muy valorada, tanto en el mundo empresarial como fuera de él. 

Controla tus emociones cuando las cosas no salgan como esperas. Asume la responsabilidad de tus acciones. Si hieres los sentimientos de alguien, discúlpate directamente, no ignores lo que hiciste ni evites a la persona. Las personas suelen estar más dispuestas a perdonar y olvidar si haces un intento honesto de hacer las cosas bien.

 

La inteligencia emocional te ayuda en tu profesión y en la vida

Aunque la inteligencia intelectual es importante para el éxito en la vida, la inteligencia emocional es clave para relacionarse bien con los demás y lograr sus objetivos. Cada vez existen más empresas que toman en consideración la inteligencia emocional para contratar personal nuevo.

Si te gustaría desarrollar tu inteligencia emocional, en Intelema podemos ayudarte a través del método Zisne de Intelema.  Contacta con nosotros y te contaremos todo lo que podemos hacer por ti.

 

Deja un comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday