Siete rasgos de mujeres con inteligencia emocional

Siete rasgos de mujeres con inteligencia emocional

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer para homenajear su figura y reconocer su valía profesional y personal en todos los ámbitos de la vida. Porque las mujeres, al igual que los hombres, son capaces de conseguir todo lo que se propongan.

Y además, cuentan con la ventaja de que poseen como cualidad innata un mayor componente emocional, por lo que tienen menos dificultad para distinguir, comprender y controlar las emociones ante diferentes circunstancias. Por tanto, desarrollar sus habilidades sociales les resulta más fácil que a los hombres, porque es una cualidad que ya poseen.

Por consiguiente, las mujeres emocionalmente inteligentes tienen menor dificultad para establecer relaciones con los demás, y ello se ve reflejado en su capacidad a la hora de gestionar determinadas situaciones, en la consecuención de sus objetivos, en el control del estrés y en la superación de obstáculos.

Para conseguirlo, las mujeres que poseen inteligencia emocional normalmente presentan los siguientes rasgos que les distinguen de aquellas personas que no la tienen, y son:

-Reconocer sus sentimientos. Saben lo que están sintiendo en cada momento y conocen la manera de interpretarlo. Por tanto, controlan lo que sienten y saben exteriorizarlo de forma natural.

-Son conscientes de su potencial y también de sus debilidades. Conocen sus virtudes al mismo tiempo que tienen localizados sus defectos. Por tanto, trabajan la forma de potenciar sus fortalezas para encontrar un equilibrio.

-Entienden a las personas. No juzgan a las personas, sino que tratan de identificar sus emociones y comprenderlas.

-Tienen una visión más profunda de la vida. Son observadoras y prestan atención a todo lo que les rodea, por eso fortalecen su capacidad de superar obstáculos.

-Saben poner límites. Como gestora de sus emociones trabaja la forma de decir no ante determinadas circunstancias y coloca sus límites, según sus necesidades o preferencias.

-No viven atadas a su pasado. Tienen mayor consciencia del aquí y ahora y no se dejan aturullar por el pasado ni influenciar por agentes externos, porque aplican su criterio propio.

-Son fieles a sí mismas. Se mantienen fieles a su personalidad, a sus sentimientos y emociones. Aunque a veces puedan sentir dudas ante determinadas situaciones, logran reconducir la situación.

Deja un comentario