El coaching en el cine

El coaching es un anglicismo que significa entrenamiento. Se refiere al método que consiste en instruir a una persona o un grupo desde la perspectiva personal o profesional donde mediante un proceso de diálogo y praxeológico el entrenador se encarga de generar una condiciones para que las persona o grupo implicados en dicho proceso puedan buscar el camino para lograr los objetivos fijados.

Por su parte, en la película La leyenda de Bagger Vance  estamos ante un procedimiento de encontrar el sentido de vida. Porque el protagonista se dedica profesionalmente al mundo del golf, cuando de pronto su ascenso se ve interrumpido por su participación en la Primera Guerra Mundial. Momento en el que mucha gente empieza a desconfiar de él. Es entonces cuando se encuentra con Bagger Vance, su life coach, que mediante consejos le orienta para que pueda conectar con lo mejor de él mismo para, en definitiva, buscar sus mejores golpes y fortalecer sus capacidades.

En El guerrero pacífico ocurre algo similar porque hay una figura de un coach que orienta a la persona que se encuentra perdidad, le va dando claridad, para que conecte con su esencia, es decir, con la parte interior que él desconocía de sí mismo. Y también tiene un discurso lleno de fuerza, muy interesante y constructivo para las personas que se encuentran desorientadas en un momento dado.

Otras películas más actuales donde se puede apreciar con claridad la aplicación del coaching son Hitch, el especialista en el amor que orienta continuamente al protagonista para sacar su potencial y lograr conquistar y seducir a la chica que le gusta. Al principio va siguiendo sus indicaciones al pie de la letra pero poco a poco sus indicaciones hacen que vayan aflorando en él otras capacidades que le permiten conectarse a lo mejor de sí mismo y potenciar sus habilidades para ligar.

Lo mismo ocurre con la película de animación Ratatouille, que entrena al protagonista para que aprenda a cocinar y le instruye en el arte culinario mediante consejos y técnicas, que podemos extrapolar del coaching.

Deja un comentario